Musicoterapia y crecimiento personal

La musicoterapia utiliza la sensibilidad humana ante la música para mejorar trastornos de la índole más diversa. Los efectos que produce son distintos en cada persona, y dependen de la etapa de la vida en que se esté, de los conocimientos musicales que se tengan, de la recepción de la música y de sus gustos, por tanto, la musicoterapia es absolutamente personalizada. A pesar de ello, se han reconocido patrones comunes entre usuarios del mismo rango y se ha podido establecer una serie de efectos. La Musicoterapia en jóvenes y adultos proporciona, ente otros beneficios, una ayuda a la introspección, favorece los procesos de comunicación, refuerza la autoestima, facilita el contacto y la expresión de emociones, disminuye el sentimiento de soledad, así como facilita el contacto con ella, cubre necesidades de autorrealización y equilibrio personal, aminora fatiga y estrés, ayuda a elaborar el duelo por una pérdida o aporta seguridad y contención. Sesiones de trabajo individuales o grupales.

¡MÍMATE! Te esperamos el lunes 23 de octubre. Dirigido a jóvenes y adultos.

Síguenos en redes sociales